Emigrar a Australia con hijos ¿es posible?

Tiempo de lectura: 16 minutos

Una de las preguntas más comunes que me hace la gente es: Quiero emigrar a Australia con hijos ¿es posible?

Introducción: emigrar a Australia con hijos

Hoy quiero que hablemos sobre el proceso de llegar a Australia con familia (pareja e hijos). No me refiero a venir de vacaciones por un rato sino a todo el proceso de migrar, de viajar a Australia con proyectos y sueños de estudiar, aprender el idioma y/o trabajar. 

Lo primero que hay que aclarar es que toda persona que no sea de nacionalidad Australiana o portador de algún tipo de residencia, tiene que tener una visa para entrar al país, se puede ser el titular de la visa o incluirse en el visado de otra persona (como pasa con visas de familia/pareja).

Antes de leer este artículo te quiero decir que llegar a Australia con toda tu familia puede ser un proceso largo, costoso y complicado. Pero NO es imposible y para demostrártelo te tengo la historia de Eduardo y Constanza, chilenos, que en sus 30′ decidieron emigrar a Australia con hijos (un niño de 11 meses y una nena de 3 años). Esta es solo una historia, pero son muchas las que hay, cada una diferente pero esto demuestra que se puede lograr, todo con una asesoría correcta, planeación y mucha perseverancia.

El proceso de Cony fue mediante la aplicación a la visa de estudios siendo ella la titular de la visa y su pareja e hijos se incluyen a su visa principal. Este camino es de las vías más viables si no se sabe inglés y se quiere venir a practicarlo, ya que así ambos adultos tendrán la posibilidad de trabajar.

Niño con canguros - Cómo emigrar a Australia con hijos

Aquí es importante tener en cuenta varios factores:

  • Para poder incluir a tu pareja en tu visado es necesario confirmar que están en una relación real y genuina para los ojos de migración, esto se confirma con certificado de matrimonio y/o convivencia de más de 12 meses. Igualmente muchas evidencias que demuestren convivencia como: cuentas de banco compartidas, servicios a nombre de los dos, viajes realizados y hasta fotos. Mismos requisitos para las parejas de mismo sexo.
  • Con el visado de estudiante, quien esté estudiando puede trabajar 20 horas a la semana durante el curso y 40 horas a la semana durante los meses que está de vacaciones. El acompañante también podrá trabajar 20 horas a la semana durante toda la duración del visado.
  • Cada persona que se agregue a la visa principal el valor de la misma aumentara, asi que adjuntar la pareja y los hijos subirá el costo de la visa ( y también la cantidad documentos y valor para la evidencia de fondos económicos )
  • Una modalidad muy común que recomiendan las agencias es que el padre o la madre se vengan inicialmente y después se lleven a su pareja e hijos. Si el solicitante los declaró en su solicitud del visado de estudiante a los miembros de su familia, en cualquier momento que deseen los niños y pareja pueden incorporarse al visado.

Dejemos que sea Cony quien nos cuente todo como fue.

Nota: Ni Cony (mi invitada de hoy), ni yo, somos agentes migratorias o podemos asesorarlos en este camino. En este artículo ella nos contara su historia, proceso, costos, retos, y experiencia en general, pero se recomienda una asesoría profesional para este tipo de procesos.

Una vida antes de migrar

Nunca fuimos unos viajantes empedernidos, pero desde que nos conocimos compartimos el mismo sueño de vivir fuera del país.  El 2015 surgió una oportunidad laboral para mi esposo y decidimos que nos iríamos para Francia, decisión que cambiamos después del atentado a París de ese año, el 2016. Pero la chispa de salir del país seguía allí, asi que nos casamos y decidimos que después del matrimonio cumpliriamos ese sueño. Pues seguimos con el plan, pero decidimos darle un nuevo rumbo, entre las opciones estaban Canadá, Nueva Zelanda o Australia, sabíamos que sería difícil, pero era parte de la aventura. Cuando casi teníamos listo todo el proyecto de viaje, nos enteramos de que estaba embarazada de mi segundo hijo, y hasta allí quedó el plan, ¿Quién sería tan loco de emigrar a Australia con hijos pequeños a un futuro incierto? nos preguntamos.

En el 2017 mi esposo trabajaba en un negocio familiar y yo había dejado de trabajar como educadora de preescolar después del embarazo de mi segundo hijo, teníamos la idea de crear nuestro propio negocio y nos decidimos montar un centro educativo Montessori en la ciudad donde vivíamos. Ese año comencé a estudiar, me certifique en la filosofía Montessori, maestra de yoga para niños, todo para dar lo mejor de mí en este proyecto, nos desvelamos día a día buscando todo lo que necesitábamos y planeando hasta el más mínimo detalle. 

Mi hermana en ese tiempo se encontraba viviendo en Australia, había llegado el 2016 con una visa Working Holiday (WHV) y trabajaba al norte de Queensland, ella nos insistía que nos vinieramos, que nos iba a encantar, que sería perfecto para criar a nuestros hijos por la calidad de vida que Australia ofrecía, nosotros veíamos eso como una idea muy lejana, sobre todo porque ya teníamos nuestro proyecto familiar en marcha.

Estábamos a unas semanas antes de firmar los papeles con el arriendo del lugar donde seria nuestro proyecto, mi esposo me dice: “Y si dejamos todo y nos vamos a Australia?”, yo lo mire con cara de que estaba loco, teníamos todo listo, había soñado tanto con esto, volví a estudiar, teníamos compromisos adquirimos, no podíamos simplemente dejar todo hasta allí y gastar lo que teníamos en algo incierto. Pero después de darle algunas vueltas a la idea lo decidimos, el plan era: Irnos por un año e invertir en una experiencia de vida, dicho asi no se escuchaba nada mal, era algo temporal pensamos. Finalmente le dije que sí, y a los 3 meses y medio ya estábamos aquí, el plan de venir por un año se extendió y ya llevamos 3 años viviendo en Brisbane, Australia. 

Planear el viaje: Trámite, papeles, costos

Aunque mi esposo fue el de la idea, yo fui la encargada de buscar absolutamente TODO lo relacionado al trámite. Hasta fui yo quien elegí la ciudad en la que viviríamos, el se vino a ojos cerrados. Mi busqueda inicio buscando con quien asesorarnos, busque recomendaciones, me uni a todos los grupos de latinos en Australia, me preocupe de buscar y traducir todos los documentos necesarios (a nosotros nos pidieron muchísimos), hacer las cartas para migración, arreglar maletas, elegir el área donde vivir y hasta el airbnb donde viviríamos la primera semana.

Familia en Australia - ¿Cómo emigrar a Australia con hijos?

La inversión para nosotros fue de aproximadamente $24.000 AUD (Si, es un valor muy elevado), pero ese dinero lo utilizamos para las traducciones, 4 tickets de avión (de Chile a Australia), seguro médico, el curso de inglés por un año, visas, comprar un auto al llegar, bond (seguro de fianza) de la propiedad que arrendamos y el ahorros para el primer mes aquí. 

Decidimos venirnos con una visa de estudiante (500), por lo cual en diciembre del 2017 comencé mi curso de inglés por un año, para luego estudiar un Certificate III  y un Diploma en Early Childhood. Al venir en familia solo una de las personas es el titular de la visa, en mi caso era yo la que estudiaba pero mi esposo e hijos se acoplaban a mi visa, y mi esposo contaba con los mismos beneficios que yo para trabajar (20 horas semanales).

Hicimos el proceso con una agencia, pero antes de elegir averiguamos muy bien, buscamos recomendaciones y comparamos los valores que ofrecían por los diferentes cursos. Creo que es mucho mejor hacer el proceso a través de una agencia, muchos piensan que las agencias cobran más, pero realmente son las escuelas a las que les pagan por lo cual el valor que te ofrecerán será el mismo. En mi opinión y para este tipo de visa con familia, considero que el acompañamiento de una agencia es invaluable en la orientación de cada trámite, documentos y llegada a la nueva ciudad. Finalmente a pesar de averiguar mucho y creer que había encontrado la mejor agencia, no tuve la bienvenida que esperaba y no se preocuparon de mí hasta que estaba por vencer mi visa (que es cuando te tratan de ofrecer otro curso para extender). Ya en ese momento estando acá había conseguido una agencia con la cual si me sentía apoyada. 

Primeros días en Australia

Los primeros días y semanas fueron un sueño, a la semana ya habíamos decidido que no queríamos movernos de aquí y creo que desde allí hemos seguido con la idea de quedarnos, sencillamente nos enamoramos de Australia. Todo es miel con hojuelas al principio, y aunque nunca hemos pensado en devolvernos, seriamente hablando, emigrar es un proceso emocionalmente complicado, donde hay que estar preparado y convivir diariamente con ello. 

Cony y su familia - emigraron a Australia con hijos

Nuestros hijos aún eran muy pequeños cuando emigramos, mi hija Amanda tenía 3 años y Eduardo 11 meses, mi hijo no se dio cuenta, él solo sonreía a la cámara a esas personas que lo miraban a 14.000 de distancia. Mi hija que era un poco más grande, incluso hoy en dia nos pregunta ¿por qué no podemos volver a Chile a vivir cerca de sus abuelos? extraña mucho a la familia, pero al mismo tiempo, ella es feliz aquí, y sabemos que la calidad de vida que tenemos en Australia no la encontraremos en nuestro país. Eso es lo duro de tomar esta decisión, uno trata de buscar un mejor futuro para la familia, pero a la vez dudas si fue la decisión correcta. 

Sobre nuestro proceso de comenzar una nueva vida acá en Australia les puedo contar que al mes de llegar encontramos la casa que es donde vivimos actualmente, y que nos encanta. Vivimos en un área donde se practica mucho el vivir en comunidad, por lo cual desde el principio me sentí muy bienvenida, encontré muchos vecinos y gente con la cual practicar el idioma.

Desde la segunda semana empezamos a trabajar en lo que viniera, por lo cual comenzamos Ubereats y a través de una aplicación en el teléfono donde hacíamos limpiezas y atendemos pedidos de la gente, como por ejemplo cambiar una ampolleta. Intentábamos hacer de todo y hasta emprendimientos surgieron, como no podíamos aceptar un trabajo que se acomodara a nuestros horarios, de estudios y cuidar a los niños, pues comenzamos a trabajar independiente en el área de limpieza, nos lanzamos con negocio de sushi y hasta ofreciendo transporte al aeropuerto.

A los 10 meses después que llegamos mi esposo siguió solo con el trabajo en el área de limpieza, creando su propio negocio e invirtiendo en maquinaria más profesional, y yo al siguiente año (2019) comencé a trabajar de educadora casual en el kindergarten de mi comunidad, trabajo que tuve hasta febrero de este año.

¿Como hacíamos con los niños mientras trabajabamos? La verdad que ha sido todo un malabar, en el primer año yo estudiaba todas las mañanas y Eduardo (mi esposo), se quedaba con los niños mientras yo iba a mis clases, ese cambio de roles fue para mi esposo recuperar el tiempo perdido que se va volando cuando trabajas tanto y disfrutar de ser un papa casi a tiempo completo. Pero eso nos tocaba ingeniarnolas y ajustarnos, por ejemplo, si nos salía una limpieza en las mañanas a veces me tocaba faltar al colegio y si era por las tardes le pagaba a alguna de mis amigas cercanas para que me cuidara a los niños. A veces solo iba Eduardo, otras yo, a veces íbamos todos, si venían visitas de nuestra familia nos ayudaban. Luego, durante el segundo año comenzamos a contar con el apoyo de au pairs, que es un tipo de trabajo donde ofreces a una chica, una pieza, comida y un monto en dinero, a cambio de que te cuiden a tus hijos y ayuden con algunas labores de la casa. 

Pero como dije mi trabajo era casual por lo cual tuve la oportunidad de estar más tiempo en casa durante el segundo año. Actualmente mi esposo sigue con su negocio de limpieza donde trabaja de forma independiente y yo que termine mis estudios en diciembre pasado,ya comencé a trabajar en modo full time con un cargo de lead educator en un jardín infantil comunitario cerca de casa.

Hablemos de costos como familia

Es difícil cuando hay que pagar escuelas o jardín infantil. En primer lugar, quiero decir que cuando nos vinimos con nuestros hijos estos eran menores de 6 años por lo cual no era obligatorio que se inscribieron en el colegio. De todas formas a los 3 meses decidimos que nuestra hija asistiera al kindergarten entre 2/3 días por semana, donde el valor diario era de $39 AUD, cabe aclarar que un jardín infantil normal tiene un valor entre los $90-$140 AUD por día. El tipo de centro que fue mi hija son jardines infantiles comunitarios sin fines de lucro y se encuentran alrededor de todo Queensland, en mi suburbio hay dos que eran con bajo costo, pero no es así en todo Brisbane y desconozco como se maneje en otros estados.

Cuando los niños empiezan a crecer y llegan a la edad de 6 años y 6 meses (en el estado de Queensland).El valor de la escuela pública en el estado de Queensland equivale a $13.600 AUD por año y nosotros debemos asumir el costo total.

Para tramitar la matriculación de los menores en una escuela australiana, te recomendamos que verifiques las páginas oficiales de educación en el Estado en el que vivas.

Familia en Australia - Migración

Actualmente mis dos hijos asisten al kindergarten y la escuela respectivamente, los valores son aprox. son de $280 AUD por cada uno a la semana, esto mientras esperamos la visa 485. Esta visa es la Temporary Graduate y es una visa que te otorgan después de haber estudiado una carrera en demanda en Australia, en mi caso estudie un Diploma en Early Childhood, donde después de otorgada la visa puedes vivir en Australia por 18 meses y tiene como beneficio no pagar la escuela estatal (excluye childcare/kindergarten). En este momento estamos trabajando duro y cubriendo los gastos de educación de nuestros dos hijos nosotros solos, lo cual no es nada de fácil. 

Sobre gastos como familia hay que asumir costos como el de la renta que es uno de los más elevados, el valor semanal de una casa/depto en Australia, en la zona de brisbane donde vivimos pueden rondar los $350-$500 AUD sin contar cuentas como electricidad, gas y luz, el mercado desde los $100 AUD en adelante, plan del celular $70 AUD por mes para dos personas, internet $90 AUD por mes, sin contar otros para no alargarme. 

Según mi experiencia y lo que he conocido de otras familias viviendo acá, si en una familia cada adulto trabaja las 20 horas correspondientes por un poco más del mínimo alcanza para cubrir costos de renta, alimentación, cuentas y el extra que uno necesita para darse sus gustos como salir a comer o comprarse algo, aunque ese extra puede utilizarse para ahorro para continuar las siguientes extensiones de visa de estudio, pero no alcanza para pagar los colegios de los hijos. Se debe recordar que en vacaciones puedes trabajar más de las 40 horas correspondientes para poder seguir ahorrando. 

En temas de amoblar una casa y comprar ropa, las tiendas en general de retail manejan precios muy accesibles en comparación de lo que uno gana por hora, por lo cual no es difícil adquirir cosas nuevas. En nuestro caso nosotros nos ahorramos mucho dinero consiguiendo cosas gratis en marketplace, comprando en tiendas de segunda mano y en las Kerbside Collection, que son semanas en donde la gente puede dejar lo que no necesite fuera de su casa para ser retirado, esto va rotando en los diferentes suburbios cada semana y es muy común encontrar cosas nuevas o en muy buen estado en la calle (aunque está suspendido por el momento debido al COVID-19) 

La realidad emocional de migrar

 A pesar de que mi esposo y yo somos muy cercanos a nuestras seres queridos, tomamos la decisión tranquilos pensando en que está sería una experiencia tremenda para nuestra familia. Los primeros meses al llegar todo era maravilloso pues todo era nuevo y aquí estábamos los cuatro viviendo esta aventura y conociendo, el primer año además vinieron nuestras familias a vernos y todo el panorama se veía perfecto, pero mientras iban pasando los meses comenzaba a ser más difícil, pues te das cuenta de que no tienes a tu familia cerca, te pierdes los momentos importantes por ejemplo el nacimiento de un sobrino o que se case alguna amiga. Además del hecho que Australia es un país de paso para muchos, y los amigos que haces acá o cambian de ciudad, o vuelven a sus países y vives entre despedidas todo el tiempo, u otras veces simplemente es difícil poder coincidir entre los distintos horarios que cada uno tiene de trabajo.

Emigrar es sentirse en un constante cambio de emociones entre la alegría, la pena, nostalgia de estar lejos de quien amamos, de dejar nuestra vida atrás y comenzar de cero, porque hoy no somos los mismos que dejamos nuestro país hace 3 años atrás, somos otra versión de nosotros.

Una de las cosas más difíciles para nosotros ha sido decidir criar a nuestros hijos lejos de sus abuelos, de hecho mientras escribo estas líneas me brotan las lágrimas, me es difícil escucharlos decir cuanto los extrañan. Pienso en todo lo que se han perdido, en ver el crecimiento de Amanda y Eduardo, de no poder abrazarlos, celebrar las fechas importantes, venir a buscarlos para consentirlos con su helado favorito o una pijamada en casa de los abuelos. De hecho están tan grandes que quizás cuando los vean de nuevo no puedan alzarlos con sus brazos. Quizás sin la pandemia sería un poco más llevadero, porque podrían venir a vernos o nosotros arrancarnos a Chile, la última vez que vi a mi familia fue a finales del 2019 que viaje a mi país, pero ahora todo es incierto y mientras las fronteras se mantengan cerradas nosotros no podemos salir, ni ellos entrar.

Otro punto que afecta emocionalmente, es la constante duda de ¿Qué estamos haciendo? En nuestro caso nunca nos planteamos que estoy haciendo trabajando en limpieza si yo tenía tal carrera o trabajo. Sí, es un trabajo pesado, pero se gana bien. Sin embargo, sé de muchas personas que si les pesa y se angustian, y la pasan mal emocionalmente pensando que esto no era lo que querían, que pensaban que iban a llegar al mismo trabajo de oficina que tenían en sus países, pero la realidad no es siempre así. Por lo cual hay que tener claro que la frase empezar de cero es literal

Actualmente a pesar de la incertidumbre de lo que pueda pasar en el mundo, que creo que a todos nos afecta, nos sentimos agradecidos de vivir en un país como Australia, no podríamos estar en el mejor lugar para vivir esta pandemia con una vida “casi normal”. Nuestras familias nos alientan con que estar acá fue y es la mejor decisión que tomamos para nuestro futuro. El hecho de estar cumpliendo metas, de lograr los trabajos que queremos y de ir creciendo, es un sentimiento muy bonito que nos hace sentir casi invencibles y que podemos con todo lo que se nos venga. 

¿Lo haríamos de nuevo?

Familia en Australia - Migración

 ¡Si! Lo haría de nuevo, elegir Brisbane, venir ese año, migrar con dos niños pequeños, el área donde decidimos emprender para trabajar, mis estudios, sin duda cada una de las decisiones que tomamos fue la acertada para estar hoy en este momento de nuestras vidas.

Hay que tener en claro que esta es mi experiencia, pero que no todos lo viven de la misma forma. Que para vivir una experiencia positiva no es solo cosa de suerte, hay que mostrarse como tal, abierto a conocer nuevas personas, otras culturas, estilos de vida diferente, estar dispuesto a aprender, reinventarse, reconocerse y trabajar duro, y lo más importante a creer en ti. Es importante no compararse con los demás, cada uno vive su proceso y si te toma 3-6 años encontrar el trabajo que deseabas o la visa que quieres, no te desesperes. 

A las familias que deseen emigrar les digo que sí tienen ese sueño lo hagan y se atrevan, quizás Australia es un país más costoso y más difícil para emigrar que otros, si no se ajusta a lo que tienen, prueben otras opciones, busquen otros horizontes, pero háganlo. El hecho de empezar de cero les cambiará la vida por completo, puede ser una experiencia positiva o negativa, nadie lo sabrá, pero mejor eso a decir que no lo intentaste y quedarte con la duda. 

Si les da miedo emigrar comiencen por cambiar de ciudad o buscar un nuevo trabajo, quizás no es el momento para hacerlo, pero sin duda era un consejo que les daba hace unos años atrás a quienes sentían miedo. Pongan todo en una balanza y véanse en un futuro contando la historia de su vida, que bien se vería si se le suma un poco de aventura

Por último emigrar no está hecho para todos, hay personas que nunca podrían vivir lejos de sus familias, y hay que tener en cuenta que durante toda esta vida afuera habrá altibajos emocionales, cuestionamientos y expectativas que no podremos cumplir, hay mucho de lo lindo que mostramos a través de las redes sociales pero habrá mucho de los días malos, y eso es algo que debes saber antes de tomar la decisión de ir a vivir fuera de tu país ya sea solo o con familia. 

¿Cúal es tu situación migratoria actual?

Por el momento nos encontramos en una Bridging Visa esperando la visa 485, que es una visa otorgada por haber estudiado una carrera en demanda en un curso de 92 semanas. Esta visa nos permite trabajar full time en Australia por 18 meses y aún estamos esperando que nos la den aunque postulamos hace muy poco. Tenemos varios planes a futuro, hemos pensado también en seguir viajando y vivir en otros países, pero está todo ahí en veremos, prefiero mantener los planes para nosotros a ver si se cumplen en un futuro próximo y luego les voy contando.

En este momento estoy enfocada en aprender y disfrutar de mi nuevo trabajo y nuevo rol, el mismo que tenía en mi país, lo cual me tiene muy feliz. Todo esto mientras con mi esposo tratamos de compatibilizar nuestros trabajos, estos nuevos cambios, y el ser la mejor versión de nosotros como padres/pareja para nuestra familia. 

Llegar en familia a Australia - Consejo de emigración

Consejos para alguien pensando en llegar a Australia en familia

Es una decisión en la que las dos partes o todos juntos como familia deben estar seguros de emigrar. Es toda una montaña rusa de emociones, el llegar a un país que no conoces para empezar de cero es un sentimiento increible, todos esos nuevos lugares, cultura y llegas, y ves que ese país todo funciona, todo se ve lindo, todo parece espectacular. Esos primero días son un ‘WOOOW’.

Pero mientras transcurren las semanas la cosa se puede hacer difícil al no entender o poder expresarse en el nuevo idioma, es complicado buscar trabajo, te toca trabajar en algo en que no estabas acostumbrado, empiezas a extrañar a la familia y amigos. Un gran reto es tratar de encajar con el nuevo círculo de personas con la que comienzas a rodearte (escuela, nuevo hogar, vecinos, trabajo) no es fácil.

Por mi parte cuando comenzamos con el proceso busqué mucha información, ocupaba(usaba) la lupa de Facebook en los diferentes grupos de latinos en Australia, me encontré con muchas respuestas negativas a la pregunta de emigrar en familia, por lo cual no quise publicar buscando orientación, simplemente decidí que nos tirariamos a la piscina y nos armariamos nuestro propio futuro aquí.

Leí muchos blogs y me revise algunos videos de YouTube, cuando llegué no había mucha información, esa fue una de las razones por la cual decidí hacer mi perfil de Instagram publico pues quería ayudar a otras familias que tenían nuestro mismo sueño. Ahora creo que hay un poco más de información por lo cual les recomiendo buscar no solo una, sino varias fuentes antes de venir. Otro punto importante es que venir en familia es muy distinto que venirse solo, por lo tanto recomiendo no venir con lo justo, no venir con créditos, porque al principio no será fácil ajustarse económicamente y tener ahorros es muy recomendable.

Recomiendo también buscar a un agente migratorio antes de venir, pues venir en familia es una inversión altísima, donde no hay tiempo que perder, por lo cual necesitan a alguien que les pueda orientar y ver las reales posibilidades que tienen de emigrar a Australia, según sus profesiones o según una nueva vía de estudios.

En nuestro caso venimos a estudiar inglés, pero la idea no es llegar acá en ceros, pues, sino se te hará muy difícil comenzar, comunicarte y buscar trabajo. Creo que es importante estudiar desde antes lo más básico, para esto te recomiendo ver series en ingles, podcast, TED videos, tratar de leer, armarte una carpeta con lo básico que deberías saber para desenvolverte y si puedes tomar clases sería mucho mejor, hay además muchas nuevas apps, canales de YouTube y hasta Instagrams enfocados en enseñarte desde lo más básico o necesario. Para todos los que tienen la idea de venir, he visto muchos cursos gratis que surgieron durante la pandemia que te ayudarán a venir preparado, asi que busquen que encontraran. 

El inglés no se aprende rápido, no es solo ir a clases y listo aprendiste. Para aprender debes hacer una inmersión en la lengua, aprovechar todas las oportunidades que tengas para practicar, ir al parque con los hijos, juntarse con otros padres, saludar al vecino, participar de actividades gratis (que hay muchas), ir al museo, salir con los nuevos amigos de la escuela. Si solo vas a clases y vuelves a casa a hablar español será muy difícil. 

Animo a todos los que sueñan con este proyecto.

Con amor de Cony y Angélica.

Únete a La Conversación

  1. Waleska Morales valenzuela says:

    Hola yo soy de chile, región de Magallanes me encanta leer todo lo que publicas sobre todo de personas que se embarcar a este sueño de emigrar la verdad yo siempre he querido hacerlo pero me da un poco de susto y de no saber a dónde dirigirme para poder ver esas opciones de visa, la verdad que no pierdo la fe de poder hacerlo junto a mi hija de 15 años ojala puedas ayudarnos en dar tips en donde se realizan estos trámites porque mi sueño es darle una mejor calidad de vida a mi hija. Gracias

    1. Waleska yo estoy realizando el trámite para ir a Australia con familia y me ayuda una agencia que se llama Chilenos en Aus y no cobran por la asesoría, si postulas a una visa de estudiante o Working Holiday, espero que puedan ayudarte, búscalos en Fase.

  2. Tengo un bebé de 3 años, y me encantaría emigrar a Austrilia como madre soltera. Ojalá algún día todos nuestros anhelos se hagan realidad. Saludos desde Colombia

    1. Yessica rivas says:

      Quiero viajar con mi pareja y nuestros hijos de 2 años y 2 años y medio. Actualmente tengo una hermana viviendo en sydney. Nos encanto tu blog y quisieramos saber que mas consejos nos puedes dar. Somos colombianas pero actualmente vivimos en chile. MuchasGracias

  3. Yamir Diaz says:

    Que hermosa historia compatriotas, con mi polola Fernanda tenemos pensado en emigrar a Australia en cuanto yo termine de estudiar mi carrera (a ella le queda solo este año) y nos emociona saber que si se puede, espero poder contactarme con ustedes para hablar de todo, les envio un enorme abrazo a cada uno de ustedes y que dios los bendiga.
    Saludos desde Constitución, VII Región del Maule, Chile.

  4. Johana Ochoa says:

    Super ❣️ animo, los leo, los veo y los sigo desde colombia (La Costa, el Sabor jajajaja) 🇨🇴 soy Psicóloga de profesión y amo tu contenido, creo me anime a vivir fuera de mi pais, estoy convencido a mi gordo (esposo) . Algun dia lo haré y te contaré, gracias por inspirarnos angélica, bendiciones y hagale que va super, ❣️ nada de negativimos y no te dejes bajonear de mensajes frustantes.. Saludes a bouuuu ❣️😍♥️ Como psicóloga te digo permites que los que te sigan sueñen y amo amo qué transmitas eso en momentos tan difíciles para el mundo, Buen viaje, amor y protección de parte de mi Dios ❣️ si vez esto deja un post para verlo. 😍🙏🏻

  5. Carolina Díaz says:

    Hermoso ☺️ gracias a las dos por este hermoso post.

  6. Luciana González says:

    Me encanta toda la info ,, todos los días estoy esperando para leer tu página ,, espero poder conocerte cuando puedamos cumplir nuestro sueño de irnos Australia !!!❤️ ..Luciana desde Argentina

  7. Hermosa historia de algo estoy segura todo en la vida se puede lograr más en familia. con mi esposo tenemos en nuestros planes poder emigrar a Australia y mejorar el futuro de nuestras hijas , gracias por todas tus publicaciones Angélica nos inspiran aún más, bendiciones ,salud y prosperidad para ti y los que te rodean desde 🇨🇴 un caluroso abrazo 😉

  8. Alejandra Sánchez says:

    Hola!!! Me encantó saber de su emigración, también soy chilena de 31 años y con 3 hijos. Con mi marido estamos viendo la posibilidad de emigrar a algún país con mejor calidad de vida para nuestros niños, pero se nos hace difícil por el tema de los hijos y leer esto me da ánimo para seguir en la búsqueda… muchas gracias!!

  9. Que alegría por ustedes… son fuertes ambos, corazón Guerrero luchador , se arriesgaron y lo han logrado …
    Con esto que leí me han impulsado a ir por lo que quiero y se que pronto lo lograré

  10. Cony y Eduardo says:

    Gracias Angelica por darnos la oportunidad de contar nuestra historia, nos emociona mucho leernos. Espero verlos pronto cuando vuelvan por Brisbane, acá los esperamos con los brazos abiertos, mientras sigan disfrutando de su viaje.

  11. Paz Ramirez says:

    Hola Angélica, gracias por tu blog nos ayuda mucho.
    Tengo una pregunta? Cony comenta que encontró una agencia muy buena en Austalia, ella me podría dar el nombre de esa agencia?. Seria de mucha ayuda para nosotros.

  12. Celia Mendoza says:

    Me gustaría viajar a Australia para trabajar mi hija tiene 11 años y mi hija mayor 23. Me gustaría que ellas estudien allá. Como puedo hacer alguien que me ayude con una invitación de trabajo.

  13. Gracias Angelica, esta pregunta te la hicd hace un tiempo y acabo de leer este block con la respuesta… gracias de nuevo

  14. Luz Rodríguez says:

    Hola angelica, soy Luz, soy venezolana y actualmente estoy en Venezuela para nadie es un secreto la mala situación en la que se encuentra mi pais, tus videos son fuente de inspiración para mí, estoy muy agradecida porque siento que atraves de tu vivo nueva experiencias y aprendo nuevas cosas, un millon de gracias… deseo poder salir de Venezuela y poder gozar de un futuro mejor y una mejor calidad de vida… quiza algun dia pueda conocerte…. un fuerte abrazo, Dios te bendiga

  15. Hola Angelica, me gustan tus videos y publicaciones… soy madre soltera de Perú (35años) de una niña de 9 años, no cuento con visa y me gustaría migrar, agradeceré que me orientes que opciones o modalidades podría tener en cuenta para lograr esta migración.

  16. Hola, me encanta seguirte en redes, soy de Colombia y tengo una chiquis de 6 años ; honestamente quisiera poder migrar con ella sin embargo no se si es viable que en conozcas una mama soltera que lo allá logrado y que pueda darnos algun tip, la verdad veo que es mas facil en pareja pero pues como entenderas ese no es mi caso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Close
Escrito con amor by Angélica Ladino.
Copyright © 2020, Reservados todos los derecho.
Close